Tarot Celta

Los Celtas, antigua civilización de la Edad de Hierro, no sólo destacó por sus lenguas y sus guerras, sino que también aportó en gran medida al mundo del esoterismo y en especial al mundo del Tarot, conjunto de barajas utilizadas para predecir el futuro o leer el porvenir, creando incluso una versión del mismo: el Tarot Celta.

¿De dónde nace y en qué se basa?

Data de la era de la edad media y se fundamenta en la cultura del pueblo Celta, en sus costumbres, tradiciones divinas que se basaban mucho en la llamada “mitología druida”, en el cuidado de los animales, de los vegetales y del planeta. Es creado conforme a la costumbre día por día de los celtas y su naturaleza.

¿Cómo funciona?

Cada carta del Tarot Celta intuye un significado único para su consultante y además le ofrece una guía en su transitar por este mundo lleno de dificultades. Se compone de 83 cartas, las cuales pertenecen a 6 grupos diferentes que reciben los siguientes nombres: elementales, de poder, de los ayudantes, de los antiguos, de los arcanos mayores y de las hadas.

Para su lectura se utilizan 10 cartas en forma de cruz, por lo que se le conoce como “tirada de la cruz celta”, en las cuales el adivinador debe concentrar todos sus poderes, combinando cada elemento de la naturaleza y lo divino y espiritual.

La posición que cada carta ocupa dentro de la cruz tiene un significado especial y denotan un hecho especial, cómo se vive, cómo se desenvuelve, cómo se experimentó en el pasado, qué se busca, hacia dónde se dirige, cómo afecta a los demás y cómo los demás lo afectan, lo que esperan de este hecho y en qué desencadena. Es decir, muestran cada una de estas cartas, una historia principal vista desde diferentes ángulos.

¡El Tarot Celta es el ideal para conocer tu porvenir y obtener ese consejo de los dioses que tanto anhelas!